Natividad Cepeda Serrano

—Escritora, articulista, poeta y vicepresidenta de la Asociación de Escritores de Castilla-La Mancha—

01.- Aporte, por favor, un breve resumen de su biografía.

Vi la luz en Tomelloso desciendo de dos familias  de arraigo castellano manchego desde hace siglos afincadas en Tomelloso, y Argamasilla de Alba por mi abuelo materno y su madre nacida en Daimiel. Ambas familias han cultivado la tierra y también ganado ovino o lanar además de dedicarse al comercio y al transporte por carretera en el siglo XIX y el XX. Por lo que la naturaleza y el conocimiento de gentes diversas ha sido una constante en mi vida.

 

02.- Cuéntenos de dónde le viene tanto amor a la palabra escrita y cómo y cuándo supo de su querencia hacia usted.

En mi familia  hasta los tatarabuelos sabían leer y escribir; de ellos en casa de mis padres ha habido libros  editados  en 1881 como “La madre de Jesús” del escritor A. Bravo y Tudela, Editorial: Librería de Miguel Guijarro 1881, y “El sino de los héroes” Novela histórica del escritor Florencio Luis Parreño de 1890 entre otros títulos.  Por esa causa desde la infancia he tenido cuentos y libros a mi alcance regalados por mis padres y familiares por citar algunos HEIDI  de Johanna Spyri Editorial: Bruguera, me lo regalaron mis padres en la infancia, además de leer las colecciones, desde los primeros números de cómic de El guerrero del antifaz, El pequeño luchador, Roberto Alcázar y Pedrín… gracias a las colecciones del hermano pequeño de mi padre. Además  Mickey Mouse de Walt Disney y todo cuanto en la década de 1950 se editaba que es donde transcurrió mi infancia. Como anécdota a los doce años mis tías abuelas, me regalaron el Kempis Imitación de Cristo de Santo Tomás de Aquino, y a los catorce las mismas, me regalaron el Lazarillo de Tormes. José María Sánchez Silva  y su libro de Marcelino pan y vino y la burrita Non. Ortega y Gasset y El espectador y toda su obra del que era lector mi padre… Ramón de Campoamor, El Piyayo de José Carlos de Luna, José María Gabriel y Galán que recitaba mi madre y una larga lista de autores Teresa de Jesús, Platero de Juan Ramón Jiménez, «Mujercitas» Louisa May Alcott… El primer libro de  Francisco García Pavón, “Cerca de Oviedo” Los libros de poemas y artículos de Juan Torres Grueso, primo de mi madre. Al poeta Vicente Cano, casado con una prima de mi madre… Mi pasión la lectura, no podía escapar a su influencia con ese equipaje.

 

03.- ¿Cuáles son los temas más reiterativos en el total de su obra poética hasta ahora publicada?

En los primeros libros se me ha llamado, poeta del amor, por la temática exclusivamente sobre el amor humano. Después mi poética ha derivado hacia la naturaleza y a la espiritualidad.

 

04.- ¿Manipulamos la palabra “amor” cuando pretendemos acercarnos al más allá de nosotros mismos, cree que nuestra generación ha optado por aferrarse a las creencias y enseñanzas que recibimos de nuestros padres?

Somos hijos de nuestras décadas y por supuesto de las influencias  recibidas, aunque también nuestra generación rompió costumbres arraigadas desde tiempo atrás rebelándonos al elegir nuestra música, nuestra forma de vestir  desde la minifalda a la maxifalda, al pelo largo de chicos y chicas, pantalón vaquero, reuniones mixtas… Fuimos buscadores de libertad y el amor fue nuestra búsqueda primera. La manipulación de la palabra,  amor, llegó después.      

 

05.- Es usted una mujer con carácter y sé que la tierra le entusiasma, dígame qué papel juega la fe en su obra poética y qué recursos la auxilian cuando la idea que recibe trata de ese Dios al que nadie conoce?

Vivir no es fácil. En mi equipaje de vida hay fracasos e injusticias de las que jamás hablo porque pertenecen a mi intimidad. La tierra es nuestro hogar y sin hogar no hay sociedad. Actualmente se nos dictan normas y se hacen mucha publicidad sobre cómo comportarnos y como amar nuestro entorno, pero se desconocen plantas autóctonas. Plantas imprescindibles para nuestros ecosistemas. Se desconoce la geografía que nos rodea y de ahí proceden tantos fracasos ambientales.  Dios, para mí es creación de lo que me rodea y paz espiritual si no olvido ese mensaje  de Jesús de Nazaret  recogido por  S. Juan 13:34-35 “Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.”

Difícil de hacer día a día. Cuando el otro, mi prójimo, no importa. Y si no amamos a los que vemos ¿cómo conocer el amor universal de Dios? Amar no es un juego. Amar es respeto y ayuda a todos y a los que no rodea. Esa es mi fe.

 

06.- La palabra “amor”, dirigida a nuestros semejantes y que usted nos transmite entre versos, ¿goza de empatía eterna o tiene fecha de caducidad?

Jamás el amor puede caducar. Cuando nos olvidamos de amar  las sociedades se tambalean, porque el amor es el cimiento que nos sostiene. El egocentrismo y narcisismo  social  olvida que nadie, absolutamente nadie, puede vivir en soledad. Y por supuesto que sentirse superior es necio porque la vida no se puede comprar aunque se atesore riquezas y privilegios. La eternidad la desconozco soy un ser humano que busca la verdad y el no hacer conscientemente daño y dolor a los demás.

 

07.- Las escritoras y escritores leídas y estudiados en su juventud permanecen inamovibles en usted, junto a su personalidad literaria, o la evolución a la que nos sometemos ha realizado algún cambio? Si es tan amable, cítenos algún nombre.

Una entrevista no puede abarcar todo cuanto he vivido, lo que si me ha aportado los años ha sido el conocer a escritores y escritoras, personalmente, lo que me ha servido para saber que la obra literaria es un don y un trabajo realizado en soledad. Y también para no hacer ostentación de nada  al saberme limitada. Cuando conocí a Luis Rosales no había leído casi nada de él y después lo admiré como poeta y como persona. Lo mismo me ocurrió con Carmen Conde y con Leopoldo de Luis y Antonio Colinas  a los que debo dos prólogos  en mis libros. Autores españoles casi desconocidos para la mayoría de los poetas porque no se les menciona. Al igual que Antonio Gala  por su extensa obra literaria y su exquisita educación. Hay poetas maravillosas como Francisca Aguirre, Sagrario Torres, María Beneyto, Rosa Chacel, Gloria Fuertes, y por supuesto Sor Juana Inés de la Cruz, Ángela Figuera  que formo parte del grupo “Versos con faldas”: poetas y escritoras que no existen en las antologías españolas, apenas aparecen dos o tres y en algunas antologías no existimos ni ayer ni hoy.   Y sigo leyendo a Francisco de Quevedo, a Miguel de Cervantes, a Pío Baroja, a San Juan de la Cruz y a Santa Teresa junto a Fray Luis de León  y muchos otros cercanos a los que admiro y amo.

 

08.- ¿Podría escribirnos una breve reseña de cada uno de sus libros publicados, hasta ahora, en orden cronológico?

No  creo interesante describir diez libros publicados sería algo aburrido. Lo que si le digo es que aquellos libros de los que no tengo ejemplares han sido muy bien acogidos incluso por los jóvenes  cuando he ido a institutos a leer mi obra. Y eso es gratificante. Explicar cómo nació cada uno de ellos creo que es más esclarecedor leer lo que de ellos han escrito comentaristas y críticos literarios en  periódicos y revistas literarias, fáciles de encontrar y acceder gracias a Internet, Incluso cuando he impartido conferencias y leído poesía en tertulias de ámbito nacional.

Personalmente opino que la obra de los escritores es la que queda por encima del tiempo y de los poderes y mecenazgos que manejan la cultura.

 

9.- Defínase como persona y poeta.

Soy lo que siento y me produce emociones. La emoción de la belleza en todos los planos humanos y también la rebeldía, la tristeza y la denuncia ante la injusticia.

Y es amor a lo que he recibido: amor en todas esas manifestaciones que nos elevan hasta la búsqueda de Dios a través del corazón humano. Creo que sin pasión por la verdad y la belleza la poesía no es posible.

Al margen de análisis culturales y movimientos de vanguardias, tan diferentes en sus trayectorias en el tiempo de los distintos movimientos artísticos, solo cuando un poema emociona es cuando existe  poesía.

Es un milagro humano poder definir lo que sentimos con palabras. Hay ocasiones en las que carezco de palabras ante la muerte y ante el amor. Los poetas son los místicos del arte siempre que sean auténticos y no se prostituyan en busca de prebendas.

 

10.- ¿Qué elementos fundamentales cree usted que ha adquirido su voz poética en el transcurso de su obra literaria?

El encuentro espiritual desde mi búsqueda del humanismo y la transcendencia cultural en la sociedad donde vivo.

 

11.- ¿En qué género de los que ha trabajado se ha sentido más cómoda y en qué otro ha sentido la cercanía de la desidia, pereza…

Escribo desde la absoluta libertad  mis artículos de opinión, cientos de ellos, creo que puedo asegurar que llegarán al millar o más, pero no los tengo todos recogidos… El periodismo para mi debe de ser veraz e imparcial, aunque la ética no siempre se cumple en los medios informativos. El ensayo y la narrativa  me hacen investigar e indagar lo que me proporciona conocimientos. Dejé de hacer entrevistas porque  me ocupaban mucho tiempo aunque gracias a ellas conocí  muchos perfiles humanos.

 

12.- ¿Cómo se podría implicar a la sociedad e influir en cualquier tipo de gobierno para llevar la poesía a las aulas?, ¿cree que nuestra generación verá esta ilusión hecha realidad?

La poesía es un estado diferente al que hay que acceder sin prisa y con alguna pausa. Porque no todo lo que se escribe  como poético, es poesía. Hay que hacer llegar a las aulas obras literarias escrita por mujeres españolas porque es vergonzoso que se las ignore en los libros de texto. 

 

13.- ¿De qué le habla esa soledad en la que dice que se refugia para escribir? Háganos partícipes de su mente y de ese círculo vicioso donde tanto cabe y tan poco se selecciona.

La soledad buscada no es soledad, es un aislamiento necesario para encontrarme conmigo misma. Es pararme para sentir la revelación de lo que con excesivo ruido no percibo. Es renacer y a la vez extinguirme escuchando cada célula de mi cuerpo.

 

14.- ¿Cómo influye en la creación literaria las múltiples ventanas asomadas al mundo desde las redes sociales?, ¿ayudan realmente a que se lea más o disminuye con su presencia este hábito?

Lamento la proliferación de las redes sociales y también esa otra ventana de la Inteligencia artificial. Se ha perdido el diálogo cercano y también se ha ganado poder escribir masivamente.  Y, a que todo valga. Y eso no es cierto, pero nos callamos por temor a los demás. Los libros editados por miles apenas si se venden.

 

15.- Agradeciéndole de antemano su colaboración, valore esta entrevista y rubríquela.

Agradezco la oportunidad de expresarme, y mucho más su generoso trabajo al darme la oportunidad de llegar, a través de sus preguntas y programa, a ser conocida en algunos otros ámbitos, a pesar de que no creo que haya aportado demasiado con mis respuestas. Abrir espacios a otras personas es signo generoso  que le dignifica y honra. Le reitero mi gratitud Juan Camacho y espero no haberle defraudado en demasía.

                                                                                                                 Firma: